• No hay productos en el carrito.
Image Alt
  /  Consejos   /  Antioxidantes y el deporte

Antioxidantes y el deporte

Cada vez es mayor la conciencia que hay sobre la importancia de realizar ejercicio físico para la salud.

Hacer deporte diariamente no sólo es beneficioso para mantenernos en forma y perder peso, sino que también nos aporta beneficios a nivel psicológico, ya que favorece a la producción de endorfinas.

Sin embargo, hay que tener especial cuidad con la intensidad con la que realizamos ciertos ejercicios ya que los tejidos corporales se pueden ver afectados por los radicales libres que se producen, sobre todo, cuando se trata de un sobre esfuerzo.

¿Qué son los radicales libres?

Los radicales libres son compuestos reactivos, por lo general oxigenados, que causan el daño oxidativo de las células que conforman los tejidos musculares de nuestro cuerpo. Son necesarios para realizar determinadas funciones y mantener el estado de salud, pero la producción de radicales libres a lo largo del tiempo puede tener efectos negativos ya que alteran las membranas de las células y el material genético

En el caso de los deportistas esta situación se incrementa, ya que cuando se realice ejercicio se consume un 20% más de oxígeno que en condiciones normales. Por eso es muy importante en la dieta de los deportistas consumir alimentos antioxidantes.

El poder de los antioxidantes.

Los antioxidantes son necesarios ya que ayudan a proteger al organismo de lo radicales libres. Entre los principales antioxidantes están:

  • Vitamina C: La mejor forma de incorporar esta vitamina es a través de frutas y verduras como el kiwi, mango, piña, caqui, cítricos, melón, fresas, pimientos, tomate y verduras de la familia de la col.
  • Vitamina E: Es abundante en el aceite de germen de trigo, el aceite de soja y girasol, el germen de cereales o los cereales de grano entero, aceite de oliva, los vegetales de hoja verde y los frutos secos.
  • Selenio: Lo encontramos en carnes, pescados, marisco, cereales, huevos, frutas y verduras.
  • Betacaroteno o “provitamina A”: Se pueden considerar como alimentos ricos en betacarotenos: verduras de color verde o de coloración rojo-anaranjado-amarillento (zanahoria, espinacas, calabaza etc) y ciertas frutas (albaricoque, cerezas, melón y melocotón).
  • Zinc: El zinc es un elemento esencial para el crecimiento y el desarrollo. Se encuentra en cantidades relativamente importantes en los músculos. Podemos encontrarlo en alimentos como el cacao, cacahuetes, pipas de calabaza, sésamo, setas, espinacas y cereales integrales.

Si llevas una dieta equilibrada que contenga estos alimentos, rica en fruta y verdura, cereales, pescado y baja en grasa podrás prevenir y disminuir el efecto nocivo de la producción no controlada de radicales libres en nuestro cuerpo.